Os presento sendas fotos de los armarios donde guardo el material que uso para impartir las clases del Servicio de Formación para Personas Adultas que estoy desarrollando para el Ayuntamiento de Palencia. Soy consciente que las imágenes no tienen mayor valor, ni trascendencia, pero son espacios llenos de trabajo y esfuerzo, y custodian el resultado de tantas horas de docencia. Forman parte de la ritualidad de cada sesión de trabajo y son un referente para el alumnado y, por supuesto, para mí.